Educación Primaria

En nuestro centro educativo “San Juan Bosco” utilizamos estrategias metodológicas variadas, ya que no nos centramos en un único enfoque metodológico. Consideramos necesario la combinación de distintas metodologías para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea efectivo. Tratamos de aunar diferentes metodologías aportando un claro beneficio al desarrollo integral del alumnado y prestando especial atención a la diversidad. Como centro Salesiano el principio básico de nuestra metodología es el Sistema Preventivo de Don Bosco.  

En nuestro centro predomina la metodología activa ya que aporta beneficios cognitivos y de aprendizaje favoreciendo a su vez, los beneficios sociales y emocionales que convierten al alumno en el principal protagonista y responsable de su propio aprendizaje.  

Una de las metodologías utilizadas es el aprendizaje cooperativo con una doble función: que los alumnos «aprendan a cooperar» y «cooperar para aprender», lo que propicia el desarrollo de todas las competencias clave y habilidades sociales. Tras la elaboración de un modelo propio de centro, trabajar de manera cooperativa significa que el alumno resuelva actividades en grupos heterogéneos, favoreciendo que éstos puedan contrastar diferentes puntos de vista sobre una misma realidad, lo que les servirá como base para forjar una actitud crítica en el futuro. El hecho de tomar decisiones conjuntas, pese a no compartir las mismas perspectivas, hace necesario que los alumnos expresen su opinión y la argumenten.   

El aprendizaje cooperativo se basa en la mediación social y el lenguaje como mecanismo de desarrollo y aprendizaje, a la vez que subraya la interacción e interdependencia entre iguales como un medio a través del cual todos los alumnos y alumnas puedan aprender los unos de los otros.  Con el aprendizaje cooperativo se favorece el trabajo entre compañeros de distintos niveles de competencia organizando el aula en equipos bases y asignando roles (coordinador, moderador, portavoz, secretario y en caso de un quinto componente: facilitador)  

Al comenzar cada curso los tutores realizan dinámicas de cohesión grupal y un sociograma que le facilitará crear los grupos bases. Los grupos base se cambiarán cada trimestre con el objetivo de compartir fortalezas con otros compañeros del grupo clase.   

En 1º de EP se comienza a trabajar con los roles de coordinador y portavoz en el tercer trimestre. En 2º EP se recuerdan los roles de coordinador y portavoz durante el primer trimestre y en el segundo trimestre se incorporan los demás roles poco a poco y rotándolos entre los alumnos del mismo grupo base para que todos aprendan sus funciones.   

Desde tercero de educación primaria se trabajan todos los roles desde el primer trimestre. Cada alumno tendrá asignado un único rol, en el segundo trimestre cuando cambie de grupo base también cambiará de rol y lo mismo sucederá en el tercer trimestre.   

Además, cada grupo base tendrá su propio cuaderno de equipo en el cuál quedarán recogidas algunas fichas de coevaluación y heteroevaluación.   

En la programación didáctica quedan recogidas dentro de las Situaciones de Aprendizaje las técnicas cooperativas simples, complejas, rutinas y destrezas (organizadores gráficos) que se realizarán a lo largo de cada trimestre.  

Dentro de este aprendizaje se trabaja un sistema de bonificaciones y el uso de la señal del ruido cero.  

Esta metodología cooperativa trabaja de la mano con el Aprendizaje Basado en Proyectos. En el presente curso (2018-2019) los niveles de 1º, 3º y 5º, en el área de Ciencias de la Naturaleza, trabajan dos proyectos durante el curso. Dicho trabajo permite integrar la investigación y la reflexión por parte de los alumnos. Promueve tres elementos claves para un aprendizaje profundo: gestión del conocimiento, práctica reflexiva y adaptación a los cambios.  

La teoría y la práctica; potenciar las habilidades intelectuales superando la capacidad de memorización; promover la responsabilidad personal y de equipo al establecer metas propias; así como fomentar el pensamiento autocrítico y evaluativo. Además, este aprendizaje se concibe como un acto social en donde debe imperar el diálogo para la construcción del conocimiento.  

También empleamos la metodología CLIL/AICLE para las áreas de Physical Education, Social Science and Arts & Crafts. Se trabajan dichas áreas de forma globalizada siempre que el currículo favorezca dicha integración. Además, contamos con una auxiliar de conversación desde la etapa de infantil hasta 2º de la ESO. La auxiliar fomenta la práctica de las destrezas orales trabajando con pequeños grupos dentro y fuera del aula. Así mismo, la lengua extranjera está presente en las distintas celebraciones que realiza el centro (villancicos, obras de teatro, guiones y presentaciones de actuaciones, etc.)  

Nuestro centro adecuará las metodologías, enfoques y estrategias a implementar AICLE de tal manera que, orientadas al desarrollo y a la adquisición de las competencias, permitan la mejora de las destrezas lingüísticas y el logro de los aprendizajes de las áreas no lingüísticas y materias implicadas. En este sentido, se promoverá el trabajo interdisciplinar integrado y coordinado, así como una coherencia pedagógica entre la lengua extranjera inglés y las materias no lingüísticas.  

Se favorecerá la adquisición natural de la lengua extranjera, potenciándose el enfoque comunicativo y contextualizado, además de otros métodos que favorezcan el desarrollo competencial.   

Esta metodología favorecerá que el alumnado sea el agente de su propio aprendizaje y desarrolle las competencias de forma comprensiva y significativa, donde el profesorado actuará como facilitador del proceso educativo. Para ello, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:  

  • El desarrollo de la competencia en comunicación lingüística a través de la lengua extranjera, prioritariamente de las destrezas orales de comprensión, expresión e interacción.  
  • El fomento del aprendizaje interactivo a través de metodologías tales como role-play, dramatización, simulación, etc.  
  • La aplicación del aprendizaje vivencial a través de proyectos y tareas.  
  • El uso de diferentes espacios, recursos y materiales como flashcards, imágenes, posters, wordcards, canciones, poesías, trabalenguas, repetir la información, parafrasear la información con nuevas palabras, simplificar, ejemplificar, hacer analogías, gesticular, escenificar, Total Physical Response, emplear gráficos de organización de ideas, diagramas, líneas del tiempo, mapas conceptuales, etc.  
  • La enseñanza flexible y facilitadora, atendiendo a los distintos estilos de aprendizaje.  
  • El uso de las TIC que aportan un contexto más rico y variado.