Educación Secundaria

La Educación Secundaria Obligatoria (ESO) es una etapa educativa (obligatoria y gratuita) para todos los alumnos en edad escolar. Se extiende a lo largo de cuatro años después de la etapa de Educación Primaria, de los 12 a los 16 años.


Proporciona la formación necesaria para proseguir los estudios hacia el Bachillerato o la Formación Profesional de Grado Medio. También facilita la incorporación al mercado laboral.

A estos estudios se accede después de haber cursado la educación primaria.

Se estructura en cuatro cursos divididos en dos ciclos, un primer ciclo de tres cursos, y un segundo ciclo de un curso.

Estos estudios se organizan de acuerdo con los principios de la educación en común y de atención a la diversidad del alumnado, y presta una atención especial a la orientación educativa y profesional.

Su finalidad es que los alumnos adquieran los elementos básicos de la cultura: humanísticos, científicos y tecnológicos; desarrollar y consolidar hábitos de estudio y de trabajo; preparar para la incorporación a estudios posteriores o la inserción laboral; formar a todos para el ejercicio de sus derechos y obligaciones en la vida como ciudadanos.

La evaluación de la Educación Secundaria Obligatoria es continua, formativa e integradora. Se puede promocionar de un curso a otro cuando existe una evaluación positiva en todas la asignaturas o negativa en un máximo de dos asignaturas.

Al finalizar estos estudios se obtiene la titulación de: graduado o graduada en educación secundaria obligatoria, esta titulación permite:

  • Acceder al mercado laboral.
  • Acceder a los estudios postobligatorios.

Entendemos que la metodología predominante en nuestro centro y concretamente en nuestra etapa ha de ser activa pues, además de los beneficios cognitivos y de aprendizaje que reporta, proporciona al alumnado beneficios sociales y emocionales y lo convierte en protagonista y responsable de su aprendizaje, pues le permite aplicar lo aprendido y, desde la práctica, prepararlo para la vida.  

Se trata de introducir cambios novedosos en la forma de enseñar. Pretendemos estar en constante cambio para adaptarnos a las nuevas realidades y, de esta forma, mejorar el aprendizaje de los educandos. Se trata de buscar alternativas más adaptadas a sus formas de entender y de aprender.   

También consideramos que en nuestro Centro educativo deben utilizarse estrategias metodológicas variadas; no atándonos únicamente a un enfoque, puesto que combinar diferentes metodologías aporta un claro beneficio al desarrollo integral del alumnado y permite una atención más eficaz a la diversidad.  

Siempre tomando como referencia el Plan de innovación metodológica que funciona en nuestro Centro, desde la etapa de secundaria seguiremos principalmente las técnicas del “trabajo cooperativo”, siguiendo el siguiente esquema.  

La primera semana de septiembre se harán dinámicas de Cohesión grupal y será el tutor/a, con la ayuda de los otros profesores del grupo. Unas semanas después se hará un sociograma. A principios de octubre, se analizarán los datos y se formarán los equipos base.   

Como el trabajo Cooperativo no es nuevo para ellos, trabajaremos desde el principio con el primer estrategias para que funcionen los grupos base y para que recuerden los roles que se utilizan. Éstos se asignan desde el principio, consensuando las funciones grupales e individuales. Por lo tanto, coincidiendo con la formación de los equipos base, se introducirán dinámicas de cohesión de los mismos durante el mes de octubre.  

Durante el resto del curso escolar se pondrán en práctica distintas Técnicas Cooperativas Simples. Según las materias, solo a modo de sugerencia, podrán ser las siguientes:   

Ámbito Científico: (Matemáticas, Tecnología, Física y Química, Biología, música): 1,2,4, el número, números iguales juntos.   

Ámbito Lingüístico-social: Lengua, Idiomas, Sociales, Religión, ética: Lectura compartida, el folio giratorio, el juego de las palabras  

Otros ámbitos: (Educación Física, Plástica): parada de tres minutos.  

Desde todas las áreas debemos introducir, también, técnicas cooperativas complejas. Solo a modo de sugerencia se pueden trabajar las siguientes: el rompecabezas y el group-investigation. Evidentemente, siempre se anima a los profesores a ir avanzando y utilizando otras técnicas tanto simples como complejas.  

Sin abandonar el trabajo cooperativo, poco a poco se irán introduciendo nuevas metodologías igual de útiles para el progreso de nuestros alumnos, como el aprendizaje-servicio o el método de aprendizaje por proyectos.  

Leer más ...